Ser conscientes

Fecha

Share on facebook
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Si algo hemos aprendido de la pandemia que vivimos es a ser conscientes de la vida tan acelerada que llevamos a diario, en muchas ocasiones sin darnos cuenta.

 

Al ser obligados a parar casi por completo unas semanas fuimos realmente conscientes de que nuestro ritmo de vida no es normal, ni mucho menos saludable. Pasamos de 100 a 0 en cuestión de horas, y a muchos, ese tiempo en casa nos ha servido para darnos cuenta de que debemos aprovechar cada momento libre. Pero quizá aún no hayamos aprendido a valorar la desconexión como se merece. Existen muchas formas de desconectar, y seguramente las hayamos probado casi todas durante el confinamiento (videojuegos, manualidades, yoga, ejercicio, repostería…), pero la mayor fuente de desconexión estuvo fuera del alcance de muchos: la naturaleza.

Nuestros ancestros vivían en contacto permanente con la naturaleza, pero con el paso del tiempo ese contacto se ha ido reduciendo cada vez más. Muchos nos engañamos a nosotros mismos diciéndonos que vivimos en un entorno urbano y eso limita nuestras posibilidades de tener contacto con la naturaleza, pero no es cierto. Existen muchas formas de mantener esa conexión natural en tu hogar, por pequeño que sea. Te contamos algunas de las posibilidades:

  • Cubiertas vegetales: consisten en incorporar vegetación en las cubiertas de los edificios para hacerlos más estéticos y contribuir al ahorro energético, así como a la filtración de contaminantes presentes en el aire. No requiere espacio en tu hogar y es perfecta para entornos urbanos.
  • Ajardinamiento de patios, terrazas y balcones: a falta de jardín siempre se puede aprovechar un patio, balcón o terraza para incorporar un pequeño entorno natural a nuestro hogar. Es beneficioso para la salud y también para el medio ambiente, ¡todos ganamos! Desde NorPromenade creamos diseños únicos para usted, incorporando la vegetación más adecuada y los demás elementos necesarios para conseguir el objetivo que usted desee.
  • Fachadas vegetales: permite luchar contra el calentamiento global aportando naturaleza a la fachada de los edificios sin requerir apenas espacio. Ideal para entornos urbanos. Olvídate del mantenimiento y el riego y presume de fachada, en NorPromenade nos encargamos de todo.
  • Jardín vegetal y biofilia: se pueden eliminar las barreras entre el interior y el exterior naturalizando entornos interiores. Trabajamos tanto con pequeños espacios como con otros más amplios, pero la dimensión no condiciona el resultado final.
  • Cuadros y paredes preservadas: otra forma de incorporar la naturaleza en tu hogar es un cuadro (o pared) de musgo o, incluso, plantas preservadas. El color verde nos ayuda a calmarnos y estabiliza las emociones, siendo perfecto para ese rinconcito de desconexión. En NorPromenade realizamos los cuadros a mano y a medida, apostando siempre por una composición totalmente natural, de calidad y sin necesidad de mantenimiento.

Estas son algunas de las formas más comunes de llevar la naturaleza a tu hogar, pero las posibilidades son infinitas. Nuestros diseños son personalizados, únicos y exclusivos para cada cliente. ¡Contáctanos sin compromiso!

Más
Artículos